28 abril 2013

MINAS DE ALMADÉN



VISITA AL PARQUE MINERO DE ALMADÉN


He pasado recientemente por Almadén para visitar lo que fueron sus afamadas minas de Mercurio. Durante cerca de 30 años, cada vez que de camino al pueblo pasaba por allí, observaba la actividad de esa fantástica mina al tiempo que me invadía una necesidad imperiosa de visitarla.
Una vez cerradas sus instalaciones se ha procedido a convertirlas en un parque temático para visitantes interesados en los procesos mineros, industriales y metalúrgicos. Sobre todo para amantes de la arqueología industrial.

De mi experiencia deciros que os animéis a visitar este fabuloso complejo del que nadie saldrá defraudado. La visita se hace acompañados de un guía que pondrá la guinda al recorrido por su excelente preparación a la hora de explicarnos todo aquello que vamos viendo (dura una tres horas).

Y si hay algo que destaca sobre todo este museo es sin duda la bajada a las galerías más antiguas de la mina. Una vez en su interior, ante un laberinto increíble de pasadizos, podremos entender mejor lo que semejante trabajo supuso para miles de seres que lo habitaron.

Una visita a la mina y al pueblo, que también tiene su interés, valdrá más que cualquier explicación que pueda añadir.

A continuación, una pequeña muestra para tentaros a una pronta excursión a la mina. 




9 comentarios:

abandonoseneltiempo dijo...

Vaya pedazo de sitio Juan, te voy hacer caso y si puedo algún día voy a Almaden a visitar este sito. Te hice caso y fui a visitar las minas de Peñarroya-Pueblonuevo, tenías mucha razín sin impresionantes, son la caña de España. Es inmenso el lugar y muy bonito, gracias por recomendarmelo. Una brazo amigo.

Juan Leante dijo...

Me alegra que te gustara Peñarroya y su cerco industrial. Puedo asegurarte que en Almadén podrás disfrutar aún más por el buen estado y conservación de sus instalaciones.
Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Siempre nos estás descubriendo lugares. Un acierto pasar por aquí.

Puñado de besos.

Juan Leante dijo...

Gracias pequeña. Siempre tan generosa.
Besos.

ferroviaria dijo...

Me encanta los descubrimientos y homenajes implícitos que llevan siempre tus reportajes, Juan. Mientras "visitaba" las galerías me parecía imposible que pudiera resistir un ser humano cualquiera cavando día tras día.
Me parece una idea magnífica que hayan hecho museo visitable este lugar, que tantas historias individuales y colectivas debe esconder en su interior.

Acero y Humo tiene la capacidad de mostrar la belleza rescatada en sus formas más dispares, a través de esa mirada tuya, que les proporciona vida más allá del tiempo transcurrido.

Siento una nostalgia especial siempre que vengo a reencontrarme con estos lugares que pones a nuestro alcance.

Gracias por ello.

Juan Leante dijo...

Me pasa igual que a ti. No sé que tienen estos lugares que uno no puede resistirse a su llamada.
Gracias por tus ánimos.

RECOMENZAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ferroviaria dijo...

Hoy cumple años este conservador de la memoria ferroviaria y creador de Acero y Humo, para deleite de quienes llevamos en los genes partículas de la primera carbonilla conque se alimentaron nuestros sueños.

¡... y que cumplas muchos maaas!

Juan Leante dijo...

Gracias muchacha por esta entrañable felicitación. Así da gusto.
Besos.