03 diciembre 2012

FERROCARRIL CALERA Y CHOZAS A VILLANUEVA DE LA SERENA II.


RESUMEN EN VÍDEO DEL TRAYECTO ENTRE CALERA Y CHOZAS Y GUADALUPE.




Este reportaje en vídeo es complementario del que ya publiqué anteriormente con imágenes fijas. Aquí se puede apreciar más detalles de esta singular y bonita travesía por la ruta de La Jara. 
La ausencia de carriles (nunca llegaron a colocarse) le resta aire ferroviario, pero es lo que nos permite acceder facilmente a este moderno trazado que nunca llegó a explotarse.
Este inacabado ferrocarril que nace a pocos kilómetros de Talavera de la Reina, perseguía hacer más corto el trayecto entre Madrid y Badajoz sin dar el largo rodeo por Ciudad Real, aunque para ello debiera atravesar las sierras de Guadalupe y Altamira, motivo por el cual tuvieran que construirse numerosas obras de fábrica y túneles. Resultó un alarde en innovación al considerar la línea recta como el trayecto más corto entre dos puntos, todo lo contrario de lo que se venía realizando hasta la fecha es decir, aprovechar antiguos caminos de carros o el curso de un río.
Su origen se remonta a 1924, y su construcción se desarrolla a lo largo de muchos años en los que desfilan varios gobiernos. Nunca se termina y llegado el año 1964, tras el dictamen del Banco Mundial, se abandona definitivamente, aunque el tramo Logrosán a Villanueva de la Serena estuviera entregado a Renfe y con la vía colocada.
Trazado de la línea
Hace 30 años se convirtió en una de las primeras vías verdes (Ruta de la Jara) por la que se circula con facilidad gracias a su plataforma bien conservada en la mayor parte de sus tramos. Sólo en algunas trincheras se han producido desprendimientos y algunos de los túneles se encuentran inundados durante la época de lluvias. La ruta se puede hacer con comodidad en casi todo su trazado, salvo en un túnel (Cañamero) que no se acabó de perforar (ignoro si hay alguno más) y otros que son intransitables. En total, la línea tiene 18 túneles y 3 viaductos.
Por lo demás es fácil de imaginar, que de las instalaciones fijas pocas quedan en buen estado pues su mayoría están situadas en medio del campo. Este ferrocarril, como dije al principio, buscó acortar distancias más que dar servicio a pequeñas poblaciones. Pero no le sirvió de nada.
Viaducto sobre el Tajo

El reportaje está realizado en  Julio de 1997 entre Calera y Chozas y Logrosán (sentí no poder llegar hasta Villanueva de la Serena).
Tengo que pedir disculpas por tanto meneito de cámara y por la manía de mi compañero de llamar puentes a los túneles. Pero he considerado que era mejor dejar el audio original que poner una música cualquiera. Siempre se puede quitar el sonido.

11 noviembre 2012

¡BASTA YA!

¡BASTA YA!

NI UN DESAHUCIO MÁS Y SOLUCIONES PARA LAS FAMILIAS YA DESALOJADAS.


Después de la muerte de Amaya, no es posible quedarse mudo sin aportar algún comentario a esta locura de echar a la gente de sus casas por el simple hecho de no poder pagar la hipoteca. Más allá de toda la palabrería legal y razonamientos sobre la responsabilidad de quién firmó documentos que llevaban veneno en la letra pequeña, existe la justicia más elemental para que, conociendo los pormenores de cómo se desarrolló esta descomunal estafa, sean perseguidos los responsables y no las víctimas de tamaño engaño.

Conozco bastante bien el proceso seguido por entidades como Caja Madrid, que cuando el mercado doméstico empezó a flojear en la compra de vivienda, no tuvieron ningún reparo en abrir la mano para incorporar a la inmigración a su gran estafa. Y para ello nada mejor que contar con su propia tasadora (Tasamadrid) la cual valoraba las viviendas en función de las necesidades del cliente. Si a alguien que está pagando 600E de alquiler se le ofrece la posibilidad de por más o menos el mismo importe mensual puede tener su piso en propiedad, lo lógico es que diga que le parece bien. Si a continuación el comprador manifiesta que solo dispone de 3000E para la entrada, lo suyo hubiera sido que la operación no se llevara a efecto por no cumplir el requisito de tener al menos ahorrado el 15% del valor de compra, más el 11% sobre el mismo valor para pagar los gastos de: hacienda, notaría, gestoría, etc. Pero en ese supuesto entraban las tasadoras, para que, sobrevalorando el valor real del inmueble, al aplicar estos porcentajes de reducción el cliente tuviera suficiente dinero para pagar el 100% de la casa y los gastos de escrituración. El hecho de pedir avalistas, era como siempre, una garantía adicional que de poco serviría cuando llegase una situación como la actual ya que los mismos estaban endeudados hasta las cejas con viviendas recién compradas.

Pero el engaño estaba muy bien pensado, los riesgos eran mínimos según estos financieros, pues si alguien no podía pagar siempre tendría la posibilidad de vender su casa y cancelar la deuda. Claro, siempre y cuando el mercado hubiera seguido un crecimiento de los precios de una media de 15% anual que es la que venía dándose entre 2003 y 2006, cuando no más. Y los que presenciábamos esto no dejábamos de preguntarnos cuándo iba a parar esta escalada sin sentido que no se asentaba en la realidad sino en la especulación pura y dura.

Y como era previsible, la burbuja estalló. Pero no pilló a los causantes de la misma, bastante avispados como para dejarse arrastrar en la caída. Que se lo pregunten a Florentino Pérez, cuando él mismo reconocía públicamente que no era posible mantener un ritmo de construcción de 600.000 viviendas anuales. Fue muy listo y rápidamente puso sus inversiones en el sector energético previendo lo que se venía encima.

Finalmente, los pies de barro del edificio se vinieron abajo de golpe y comenzaron a verse los agujeros negros de los bancos ante la imposibilidad de seguir haciendo la huida hacia adelante. ¿Y qué hicieron los gobiernos de turno a partir de entonces y hasta ahora? Pues ceder al chantaje de las entidades financieras que amenazaban con una quiebra de padre y muy señor mío que dejara sin un euro a los ahorradores.

Y como era de esperar, los políticos no dudaron en inyectar dinero público para salvar a estas nefastas sociedades, dejándolas,  además, que siguieran ejecutando hipotecas basura y echando a sus moradores a la calle. Un negocio perfecto, ellos hacen una gestión desastrosa, hundiendo la economía y el estado les recompensa con ayudas mientras deja en la miseria a cientos de miles de ciudadanos indefensos.

Y ahora que la situación se les ha puesto cruda, cuando ya no pueden ocultar la vergüenza de sus actos, empiezan a hablar de moratorias y otras modalidades para dar una salida maquillada a esta sinrazón. ¿Es qué ahora se han humanizado un poco y buscan parches para que no caigan más muertes sobre su gestión?
No, por supuesto que no. Si lo hacen es porque la gente lleva movilizándose desde hace ya mucho tiempo. ¿Dónde estaban los gobernantes pasados y presentes y los sindicatos oficiales, cuando el 15M, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y otras organizaciones ciudadanas empezaron a oponerse a esta conducta criminal? ¿A cuántas viviendas han asistido presencialmente y de forma oficial para impedir el desahucio? Estaban en sus asuntos, en cómo seguir chupando de la teta de la vaca pública y no perder sus privilegios. Que no vengan ahora estos politicuchos, sindicalistas, obispos y jueces a arrogarse lo que no fueron capaces de hacer en su momento. A eso se le llama oportunismo puro y duro.

No queremos moratorias ni tratamientos de empresa en quiebra para los perjudicados por esta estafa. Lo que queremos es que se persiga y encarcele a los promotores de esta locura y se den soluciones a medida para todos aquellos que fueron engañados de la manera más vil e inmoral que se conoce.

Simplemente, no se puede ni se debe desalojar a nadie de su casa cuando hay causas justificadas que les impiden pagar sus deudas. Si alguien tiene que perder, que sean los especuladores y no los ciudadanos.
Nadie está libre de pasar por este trance y no vendría mal un pequeño ejercicio de imaginación en el que fuésemos nosotros los protagonistas de esta ignominia. Seguro que no permaneceriamos callados.

¡Denuncia que algo queda!

28 octubre 2012

PASOS A NIVEL AÑOS 60.




Paso a nivel con cadenas.
Imagen tomada de Elleocadio blogpost


APARECEN LOS NUEVOS MECANISMOS AUTOMÁTICOS DE CONTROL Y SEGURIDAD.





Mecanismo de control automatico ALSTHOM
Manual de presentación





















Con la llegada de las locomotoras Alsthom a las minas de Tharsis, este fabricante (Alsthom) siguió a lo largo de los años posteriores intentando vender algunos de sus productos auxiliares para uso del ferrocarril minero. 
Entre ellos, me llama la atención, un folder de presentación sobre "Equipamiento Automático para Pasos a Nivel", que figuraba entre los muchos documentos desparramados por el suelo que recogí una vez cerrada la mina.


Esquema general de la barrera



Esquema eléctrico
Esquema mecanismo





















Este producto empezó a desarrollarse en Francia desde 1963 para la red francesa de ferrocarriles (S.N.C.F.), con más de mil unidades instaladas inicialmente. Con posterioridad, Alsthom recibiría otros pedidos para los años: 1968, 1969 y 1970 de 1800, 3700 y 5800 uds. A la par, comenzó la exportación a otros países entre los cuales estaba España.


Paso a nivel en autopista París Orleans


En este manual de presentación se destaca sobre todo las ventajas que este nuevo equipamiento tenía para la seguridad de trenes, coches, y carruajes en general, en relación a los sistemas empleados hasta ese momento.



Paso a nivel en Auchy, norte de Francia



No creo de interés reproducir aquí el texto completo (bastante extenso), pero si alguien está interesado podría enviárselo a una dirección de correo (Está en inglés)
.
A mi entender, la compañía de Tharsis nunca llegó a efectuar ningún pedido de este material, seguramente porque su trazado no cortaba demasiadas carreteras o caminos de importancia. Cuando así era, se utilizaba la barrera o cadenas, servida por personal de la empresa, o simplemente se ponían señales de aviso sin más.



Uno de los primeros mecanismos instalados en España


No obstante, creo que merece la pena observar con detalle, sobre todo si nos situamos a finales de los 60, como eran los productos con la tecnología más moderna del momento. Y es probable que los que actualmente dan servicio en líneas importantes de diferentes anchos de vía, aquí y en otros países, no hayan cambiado tanto.



Freinville-Sevran


En los ferrocarriles fineses




15 octubre 2012



¿A ESTO LLAMAMOS DEMOCRACIA?


Está muy claro que para los políticos actuales subyugados al poder financiero, la democracia consiste en pedir al pueblo un cheque en blanco cada cuatro años para hacer y deshacer a su antojo durante el periodo legislativo. Da exactamente igual lo que en su momento prometieron para conseguir el respaldo de los votantes, una vez elegidos dirán eso de: -Se siente, a lo hecho pecho o ajo y agua. ¿Y a esto se le llama democracia? ¿Es posible creerse semejante desfachatez?
Personalmente, lo que más me revienta, es la facilidad con la que estos inútiles y rendidos gobernantes se otorgan una representatividad, que a modo de símil, sería tan absurda en estos momentos como pretender comenzar un proyecto de infraestructura ferroviaria con los datos anteriores a la posterior devastación de la zona por un terremoto. Vamos, como si nada hubiera cambiado. Solo una canalla irresponsable que no tiene ningún objetivo que no sea engordar sus bolsillos y mantener sus privilegios, puede llevar adelante unas decisiones que para nada tienen que ver con lo que el pueblo quería. Y como la realidad es tozuda, día a día se confirma que nada de lo que ponen en marcha sirve para el fin por el que fueron elegidos. Y a pesar de ello, siguen y siguen arrogándose una mayoría obtenida en las urnas con un engaño y alevosía sin precedentes, indignándose con todos aquellos que manifiestan su disconformidad con el estado actual de la política. Y si las cosas se ponen muy feas, estos caciques se inventan cualquier tsunami para desviar la atención de los ciudadanos por sus problemas reales. Y ahí se juntan catalanes, vascos, madrileños, andaluces, etc., políticos corruptos, empresarios y banqueros claro, para ponernos delante de los ojos una España desmembrada por los separatismos irreverentes. Una vez más, con las banderas nos intentan nublar la inteligencia y dividirnos en pos de intereses ajenos a los de quien formamos o por lo menos nos sentimos ciudadanos del mundo, desafectados de cualquier símbolo que discrimine a unos de otros. Cuán pérfida llega a ser  la maldad con la que estos ilustres caciques se revisten de un manto digno a la hora de perpetrar sus fechorías.
Si es verdad el dicho de que cada pueblo tiene el gobierno que se merece, es hora ya de que cada uno empiece a pensar si es este el futuro que queremos dejar a los que nos siguen. ¿A quién van a seguir engañando estos reaccionarios de baja alcurnia?

31 agosto 2012

CURIOSIDADES DEL FERROCARRIL DE THARSIS (Continuación)

A pesar del desmantelamiento canalla a que ha sido sometido el patrimonio de estas minas y la casi imposibilidad de reconocer hoy lo que fue un emporio de historia sobre la minería en España, no me resigno a dejar de escribir sobre esta querida tierra, que tomo como si fuera la mía, y de la que nunca podré olvidarme, pues fueron muchos los momentos gratos que pasé junto a los restos de sus instalaciones.

Después de haber pasado por las "curiosidades" relativas al material de tracción y remolcado y sus incidencias a lo largo de unos cuantos años, paso ahora a ocuparme de aspectos más relacionados con lo social (las personas) y los avatares que tuvieron que compartir con la Compañía.
Es posible que aún quede gente que estuvo en la brecha por aquellos años 60 y 70 y que sin duda recordarán los textos que aquí se reproducen.
Espero que sirva para: a unos sentir la nostalgia de aquellos tiempos, y a otros para ilustrarse mejor acerca del pasado de la tierra que habitan.
Disculpar la mala calidad de las fotos.









02 agosto 2012

REFRESCANDO LA MEMORIA

Toda operación por sencilla que parezca tiene su protocolo. Y esta no era tan sencilla, sobre todo si se quería conservar el físico.







23 julio 2012

OTRO  SAQUEO A LO PÚBLICO



En España, el comienzo y posterior desarrollo del ferrocarril no estuvo en manos del estado, fueron las compañías privadas las que aprovechando subvenciones estatales, supresión de aranceles y facilidades para enajenar los terrenos por donde pasarían las vías, obtuvieron las concesiones del estado para desarrollar sus proyectos. Pero ya antes de estallar la guerra civil, muchas de estas empresas, que en un principio dieron algunos resultados positivos, pocos años después, comenzaron a desentenderse de las instalaciones no haciendo más inversiones, y como cabía esperar, acabar dando un mal servicio a usuarios y empresas. Tampoco les fue mejor a las dos más grandes (Norte y MZA), quienes a pesar de la absorción de otras líneas pequeñas y no tan pequeñas, los resultados y la calidad del servicio no mejoraron, todo lo contrario, fueron cada vez a peor.
La no intervención del estado desde el inicio a la hora de planificar la red nacional, trajo consigo un sin fin de problemas: operadores con trazados que podían correr paralelos, reglamentos de circulación distintos, material fijo y remolcado dispar, horarios poco compatibles para los enlaces entre líneas, etc. En definitiva, un conglomerado que no daba satisfacción a nadie y suponía un derroche de recursos sin precedentes. 
Cuando RENFE recogió todo este caos nacionalizando la red, no solo tuvo que vérselas con los destrozos producidos en la guerra, si no con algo tan complicado como restablecer un servicio, tanto de viajeros como de mercancías, unificando criterios de explotación que sirvieran a todos. La nueva empresa estatal no se guiaba entonces por temas de rentabilidad si no por restablecer un servicio indispensable para que el país pudiera funcionar.

No está lejano el comienzo de las infraestructuras de alta velocidad, que tanto dinero público ha costado, cuando el gobierno acaba de dar luz verde a la privatización del transporte de viajeros por ferrocarril. Es decir, le ponemos a las empresas una red inmaculada para que con el dinero de todos hagan un negocio fácil invirtiendo el mínimo.
Pasará un tiempo, y cuando nuevamente el caos reaparezca como resultado del ansia desmedida por obtener grandes beneficios  a corto plazo, estas nuevas compañías ya no les interese el negocio y hagan como siempre hacen, devolverle al estado unas empresas sumidas en la ruina para que las vuelva a reflotar con el dinero de todos los contribuyentes. Así es la política neoliberal con la que nos pretender hacer creer que habiendo  competencia todo será más barato y de más calidad. Ya sabemos lo que hacen las petroleras o las telefónicas: ponerse de acuerdo para repartirse el pastel y adjudicar cargos honoríficos a los politicos corruptos que les facilitaron el negocio
¡No! Hay servicios que el estado no puede ni debe dejar en manos privadas. Es el pueblo quién decidió como han de gestionarse y como pagarlos. El concepto "deficitario" es totalmente relativo según para quien va destinado. Lo que para uno es un gasto superfluo, para otros es vital, y en cualquier caso es a nosotros a quienes nos deben preguntar lo que queremos hacer con nuestro patrimonio.

¡NO! A LA PRIVATIZACIÓN DEL TRANSPORTE DE VIAJEROS POR FERROCARRIL.

27 mayo 2012

NO ESTÁ TAN LEJOS Y YA VUELVE



Al traspasar la puerta, percibí una mezcla de diferentes olores entre los que predominaba la brea. Dentro del vestíbulo de la estación el aire era espeso e irrespirable. Un calor sofocante a causa  de la humedad, convertía a ese Julio de 1960 en uno de los meses más insoportables de cuantos se dieron en aquel lugar.

Rosa, mi mujer, con mi hijo Daniel de dos años en brazos, me seguía aturdida como quien no se acaba de despertar de un mal sueño. Daniel, impresionado por tantos estímulos repentinos, no paraba de mover su cabeza de un hombro a otro en los brazos de su madre. Pero afortunadamente no lloraba, ni parecía acusar el calor asfixiante de esa tarde sin una brizna de aire.
Busqué la taquilla y encontré una larga fila de personas que eran calcadas a mí en bultos y ropas. Apenas hablaban, tan solo mostraban sus miradas perdidas alrededor. Me puse a la cola y después de dos horas conseguí el billete. Al final, el tiempo se nos había echado encima y tuvimos que ir de prisa al anden donde se encontraba formado un largo tren con vagones de madera de tercera clase y destino a Bélgica

Llegamos a la portezuela y quise subir, pero resultó imposible hasta que los primeros dejaron colocadas sus maletas y bajaron sus acompañantes. Finalmente, pude abrirme camino hasta uno de los departamentos, era de asientos corridos de listones de madera, y a base de empujones metí una maleta en el porta equipajes, la otra quedó en el suelo como tantas otras, interrumpiendo el paso. Faltaban diez minutos para la salida y quise bajar para despedirme de Rosa y Daniel. Sudaba profusamente y el estómago me molestaba. Intenté pasar entre la gente amontonada en el pasillo pero no avanzaba. El altavoz anunció la inmediata salida del tren, los nervios se desataron y comenzaron los gritos y empujones. Desistí de bajar y volví al departamento con intención de asomarme a la ventanilla. Supliqué, rogué y lloré hasta conseguir un hueco por donde mis ojos buscaron a Rosa. La vi a escasos metros de la escalerilla del vagón. Mis gritos se fundieron con más gritos hasta que ella reparó en mí. Rosa se acercó hasta situarse a poca distancia de la ventanilla.

- Pásame a Daniel que le dé un beso.

Y Daniel se elevó en volandas hasta mis brazos. Seguía sin llorar, estaba distraído con tanto jaleo. Lo besé una y otra vez hasta hacerle llorar. Debió sentir mi angustia y reclamó a su madre. ¿Cuándo volvería a verlos?

- ¡Rosa cuídate! Te escribiré en cuanto llegue. No estés triste, volveré antes de lo que imaginas. ¡Te quiero mucho! - Fueron mis últimas palabras entre el griterío.

Daniel estaba ya en los brazos de su madre cuando el silbato de la máquina se acompasó con los tirones del vagón al moverse. Las lágrimas que brotaron de los ojos de Rosa no gustaron a Daniel. Se las retiraba con la mano y llorando le pegaba en la cara. Pero no era el único, todos llorábamos. Los que marchábamos y los que se quedaban. Fue la mejor manera de quitar esa opresión en el pecho. Tan solo los que no podían hacerlo se quedaron con la mirada clavada en el suelo y la cabeza entre las manos.

02 abril 2012

MINA DE LA ZARZA

LA ZARZA (Huelva)



Han pasado seis años desde la realización de estas imágenes y durante ese tiempo siempre he pensado que tendría que volver, que no me había empapado lo suficiente del embrujo de este sorprendente lugar.
Cuando la visité por primera vez en 2001, las instalaciones aún conservaban lo más esencial para hacerse una idea de lo que allí hubo. En 2006 las cosas habían cambiado bastante como para observar la mano del hombre en su afán por deshacer el pasado. Y ahora, después de ver lo que viene ocurriendo con el patrimonio industrial en general, supongo que habrá desaparecido casi todo gracias a la intervención de los chatarreros y la crisis económica. Por eso, prefiero guardar en mi retina lo último que pude saborear, a llevarme otra decepción muy amarga tal y como ya la tuve con lo ocurrido en toda la explotación de Tharsis. Aún así:
"Tharsis siempre estará en la memoria"

23 enero 2012

LA VIGILIA

En el próximo mes de Febrero hará 75 años de una de las mayores carnicerías que se produjeron en nuestra guerra civil (podría haber sido cualquier otra, ejemplos nunca faltan). Tuvo lugar en las márgenes del Jarama entre los pueblos de Arganda, Rivas Vaciamadrid, Morata de Tajuña y San Martín de la Vega. Entre viñedos y olivares ambos bandos se desgastaron hasta la extenuación.
Cuando recorro estas trincheras, testigos mudos de un pasado atroz, y me meto dentro de ellas, intento vanamente ponerme en el pellejo de quienes allí estuvieron. De ahí mi relato.


La vigilia.

Tenia la tripa descompuesta y el cuerpo entumecido por el frío y la humedad. El suelo de la trinchera, lleno de barro, mantenía las botas casi enterradas y los pies encharcados, imposible conciliar el sueño.
Era de noche aún cuando sacó cuidadosamente la cabeza por una abertura del parapeto. Observó las siluetas de los olivos que tenía enfrente y detrás de estos la fuerte pendiente de subida que continuaba hasta la cumbre. Demasiada quietud, inquietante silencio, y la luna, como único testigo, bañándolo todo. Volvió a sumergirse en la seguridad de la zanja y encendió otro cigarrillo. Pasadas dos horas el estómago seguía igual, quizás por culpa del brebaje que les dieron horas antes para encarar con decisión el próximo ataque. Seguía una y otra vez torturándose con la idea de que esta fuera su última noche  y la duda de si tendría el valor suficiente para estar a la altura de sus compañeros.
Cuando las primeras luces del alba aparecieron a su espalda empezó a temblar como una hoja. Se asomó de nuevo por encima del parapeto y miró la cuesta. Buscó los olivos más gruesos, los abrigos del terreno, en definitiva el camino más seguro para esquivar las balas cuando llegaran. Todos le parecieron demasiado pequeños y muy separados. Nuevamente se agachó a esperar. De nuevo le asaltaron los pensamientos. Cómo asumir que ahora estaba ahí y dentro de un rato se convertiria en un cadáver. - No puedo morirme ahora, tengo la vida sin hacer, me esperan. - Se decía una y otra vez. 
Llegó la hora prevista y no se produjo el apoyo artillero. Tampoco el avance del flanco izquierdo, ni del derecho. ¿Qué sentido tenía este nuevo ataque? Pero su comandante estaba decidido. No hacía más que ir y venir dando consignas y amenazando con el revólver. A las ocho en punto sonó el silbato. Los que salieron de la trinchera no avanzaron más de 50 metros antes de ser acribillados y rodar por la ladera como fardos. Los otros, los que no salieron, a la mitad se les fusiló esa misma tarde. Al día siguiente él estaba en la misma trinchera con los nuevos reclutas y algunos veteranos. Pero esta vez ya no sentía nada.