25 diciembre 2010

FERROCARRIL Y MINAS DE THARSIS (3)



DICIEMBRE 2001 - VÍDEO DEL TALLER DE REPARACIONES

http://www.youtube.com/watch?v=0WXAOVJuMpE



Locomotora Alsthom (Cinco años después))
 
En diciembre de 2001 pude grabar un vídeo (que he dividido en tres partes siendo esta la primera) sobre las minas y el ferrocarril de Tharsis, antes de que la desidia de las administraciones y los chatarreros fueran acabando con un entorno histórico, patrimonio de todos los que heredamos el fruto del generoso esfuerzo de nuestros antepasados. (Aunque no naciera allí lo siento igual de mío)
La calidad del vídeo es la de un principiante, cosa que sigo siendo, pero lo que capté merece a mi entender ser divulgado para conocimiento de todos los que aún no conocen Tharsis y sus minas.
Ojalá no pase mucho tiempo sin que este ferrocarril, al igual que su homólogo de Río Tinto, pueda circular por las vías que aún no hayan sido presa de los chatarreros y servir de lanzadera para el resurgimiento de una comarca que no se merece caer en el olvido.

Entre el material más destacado que podemos apreciar están:
- Locomotora de vapor Corrales.
- Tres diesel-eléctricas Alsthom, en estado de marcha (por aquel entonces)
- Diverso material remolcado, que es una joya, con las cada vez más frecuentes huellas del abandono y el vandalismo.
- Y un tractor de vía y obras construido en los talleres del ferrocarril.



Vagón cisterna con el logotipo de la compañía.

Tuve la oportunidad de conocer estas instalaciones antes de su cierre definitivo y charlar con el personal del taller del ferrocarril, entonces un oficial y su ayudante, hablamos de 1999, cuando ya la suerte estaba echada.
Nada mejor para ilustrarse que visionar el vídeo: 

    

El último tren del Fc. de Tharsis (por Manuel A. González)

 

    Es lo que se dice “un documento histórico” para quien no pudo ver los trenes y las instalaciones en marcha.
 

24 diciembre 2010

LUGARES ABANDONADOS


Mina San José y cerco industrial de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) diciembre 2001

Para ver el vídeo pincha el enlace:


La cuenca minera del Guadiato ya no es. Dejó de existir hace apenas dos años cuando el último tren cargado de carbón de la zona de extracción de El Porvenir, transportó el mineral hasta la central térmica de Puente Nuevo.


Este proceso hasta su cierre ha durado muchos, muchos años. De ser zona pionera en la extracción y transformación de minerales ha pasado a engrosar la bolsa de zonas deprimidas y dependientes de ayudas y subvenciones.

Han pasado más de 36 años desde que pisé por primera vez el cerco industrial. Animado por mi afición de investigar en todos los rincones, podía aún entonces, encontrar “vales” con los que los empleados conseguian carbón y madera de la compañía. De la misma forma observaba los restos de mobiliario y maquinaria en desuso de lo que fue un emporio de actividad frenética.



De Peñarroya-Pueblonuevo, reflejo fiel de lo que fue el centro de la actividad industrial y minera, solo queda como testigo mudo de lo allí acontecido: el ferrocarril, el cerco industrial (sobre todo sus chimeneas) y algunos castilletes de las minas de interior. De estos, el ferrocarril es el más apropiado para a corto plazo dar un impulso al desarrollo de la zona por haber sido recientemente renovada su plataforma con carril soldado y traviesas de hormigón. Al igual que en otras zonas mineras extintas, podría utilizarse para fines turísticos y culturales.

Fundición
A todos compete preservar lo que a día de hoy pueda salvarse de la destrucción total y con ello la memoria, de los que fueron cuna de la sociedad que actualmente tenemos.

25 noviembre 2010


FERROCARRIL CALERA Y CHOZAS A VILLANUEVA DE LA SERENA.

Aprovecho este reportaje para contrastar lo que ocurre cuando una plataforma de ferrocarril se queda sin la  vía. Lo digo a propósito, para llamar la atención sobre el expolio que están haciendo en líneas como Río Tinto y Tharsis (Huelva) quitándoles el encanto de esos carriles cargados de historia. Pero aquí no es el caso ya qué, cuando se construyó esta línea lo único que faltó fue eso, la vía. Vista así, a cualquier incauto le podría parecer una carretera comarcal sin acabar, con una infraestructura descabellada para un lugar tan remoto. Aunque pensándolo bien en este país es algo bastante frecuente.

Este inacabado ferrocarril que nace a pocos metros de Talavera de la Reina, perseguía hacer más corto el trayecto entre Madrid y Badajoz sin dar el largo rodeo por Ciudad Real, aunque para ello debiera atravesar las sierras de Guadalupe y Altamira, motivo por el cual tuvieran que construirse numerosas obras de fábrica y túneles. Resultó un alarde en innovación al considerar la línea recta como el trayecto más corto entre dos puntos, todo lo contrario de lo que se venía realizando hasta la fecha es decir, aprovechar antiguos caminos de carros o el curso de un río.
Su origen se remonta a 1924, y su construcción se desarrolla a lo largo de muchos años en los que desfilan varios gobiernos. Nunca se termina y llegado el año 1964, tras el dictamen del Banco Mundial, se abandona definitivamente, aunque el tramo Logrosán a Villanueva de la Serena estuviera entregado a Renfe y con la vía colocada.

Hace 15 años se convirtió en una de las primeras vías verde (Ruta de la Jara) por la que se circula con facilidad gracias a su plataforma bien conservada en la mayor parte de sus tramos. Sólo en algunas trincheras se han producido desprendimientos y algunos de los túneles se encuentran inundados durante la época de lluvias. La ruta se puede hacer con comodidad en casi todo su trazado, salvo en un túnel (Cañamero) que no se acabó de perforar (ignoro si hay alguno más) y otros que son intransitables. En total, la línea tiene 18 túneles y 3 viaductos.
Por lo demás es fácil de imaginar, que de las instalaciones fijas pocas quedan en buen estado pues su mayoría están situadas en medio del campo. Este ferrocarril, como dije al principio, buscó acortar distancias más que dar servicio a pequeñas poblaciones. Pero no le sirvió de nada.
El reportaje está realizado en  Julio de 1997 entre Calera y Chozas y Logrosán (sentí no poder llegar hasta Villanueva de la Serena).
Por no disponer de scaner he hecho fotos de otra foto en papel, por lo qué la calidad merma bastante, así qué, pido disculpas. 

Para ver vídeo pincha el enlace:

Quedo abierto a vuestras sugerencias en previsión de posibles errores.

11 noviembre 2010

SERIE DE REPORTAJES SOBRE LAS MINAS Y EL FERROCARRIL DE RÍO TINTO (5)

Recorrido por el tren minero entre las estaciones de Berrocal y Los Frailes.



Para ver el reportaje pincha el enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=kb458wHb4bM

Río Tinto Noviembre de 2010.  

05 noviembre 2010

SERIE DE REPORTAJES SOBRE LAS MINAS Y EL FERROCARRIL DE RÍO TINTO (4)


Durante la excursión que realicé entre Berrocal y Los Frailes el pasado día 3 de Noviembre, tuve la suerte de filmar en esta última, al tren de vía y obras y el turístico. 

Para ver el reportaje pincha el enlace:


http://www.youtube.com/watch?v=OTvcAnhqKBw


 Río Tinto Noviembre de 2010.

 

01 octubre 2010

SERIE DE REPORTAJES SOBRE LAS MINAS Y EL FERROCARRIL DE RÍO TINTO
(3)

Para ver el reportaje pincha el enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=caTKy3ATAKE


LAS ESCOMBRERAS MÁS BELLAS DEL MUNDO.
Sinfonía de colores entre los residuos de las minas.


Río Tinto Agosto de 2008.

30 septiembre 2010

SERIE DE REPORTAJES SOBRE LAS MINAS Y EL FERROCARRIL DE RÍO TINTO (2)

Para ver el reportaje pincha el enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=snfaeGFAaGs

Río Tinto noviembre 2008.

Visita a Corta Atalaya y recorrido a pie desde la estación del tren turístico hasta Zarandas.
(Ida por la carretera y vuelta por la vía)

25 septiembre 2010

SERIE DE REPORTAJES SOBRE LAS MINAS Y EL FERROCARRIL DE RÍO TINTO (1)


Río Tinto, Tharsis y el ferrocarril del Guadiato, son como mi segunda casa y en ellos he pasado mis mejores momentos caminando por sus increíbles trazados. Dar a conocer esos rincones me supone volver a recordar aquellos días y animarme a planificar nuevas aventuras.

Para ver el reportaje pinchar el enlace:


PUENTE Y TUNEL DEL MANZANO.

23 septiembre 2010

MINAS Y FERROCARRIL DE THARSIS

Valga este documento como memoria de lo que fueron estas minas, cerradas hace cerca de 10 años.
Ojalá, entre todos los aficionados a estos temas consigamos que no se pierda este legado cultural.


 


 

22 septiembre 2010

FERROCARRIL CÓRDOBA - ALMORCHÓN EN LA ACTUALIDAD.

Esperemos que tengan pensada alguna utilidad posterior para cuando se acaben las ayudas al carbón.



El video refleja el paso de un carbonero ascendente dirección Puertollano (hace poco qué, ya no se aprovisiona la central térmica de Puentenuevo desde El Porvenir, en Peñarroya-Pueblonuevo) traccionado por la nueva serie 333 de mercancias a su paso por la estación de Espiel.
Se puede observar el nuevo trazado con carril soldado y traviesas de hormigón.
  



21 septiembre 2010

  
FERROCARRIL CÓRDOBA - ALMORCHÓN.

Durante muchos años he dedicado parte de mi tiempo libre a recorrer esta entrañable línea minera viendo como poco a poco cae en el olvido. Vayan pues estas imagenes para todos los que aún no la conocen y como llamada urgente a las autoridades que les competen, preservar este patrimonio tan importante para todos.





He incluido imágenes de la estación de Peñarroya-Pueblo Nuevo, tanto del vía estrecha Fuente del Arco-Almaden, como del de Córdoba-Almorchón. Están tomadas en Diciembre de 2001.


Para ver el vídeo pinchar el enlace:





05 julio 2010



La soledad de ida y vuelta.

Así lo siento cuando camino solo, realizando una de mis excursiones a pie por parajes solitarios. Y debe ser así para que la soledad no sea dolorosa, como la que normalmente se vive a diario. La mía es deseada, la busco. Hace tiempo que dejé de esperar esa compañía que compartiera mis lugares. Durante unos años creí dársela a mi hijo, pero era al revés. Se hizo mayor y me tuve que buscar la vida para seguir trotando, hasta que las piernas digan basta.
Hace unos días volví a mi segunda casa,
o tercera, no sé, tengo unas cuantas donde elegir, en Río Tinto. Si hubiera soñado un gran plan, no habría sido tan placentero como el que la realidad quiso depararme.
Esperé el amanecer sentado al borde de la Corta Atalaya. Aquí, la gente del lugar, la llama "El corazón de la Tierra". Es por su majestuosa profundidad y la envergadura de la circunferencia que con el paso de los años ha sido ensanchanda. Ahora está medio inundada desde que se dejó de explotar. Es un testigo que habla a todo el que se acerca:
- De la belleza que muestran sus paredes desnudas, piso a piso, hasta llegar al azul intenso de sus aguas, fruto de la disolución de los minerales. Los mismos que se nos quedan pegados a la retina cuando van cambiando de color de una pared a otra.
- Y sobre las huellas de aquellos que no están y que desde los romanos hasta hace unos años dedicaron su vida (si así se le puede llamar) a extraer los valiosos frutos de su interior con los que modelar el mundo.
Dejar Corta Atalaya y continuar mi andadura a orillas del Río Tinto en dirección a La Naya, no hace si no ahondar más en lo anterior. Por donde paso, al lado de la escombrera de piritas, en las ruinas de un edificio que ávidamente curioseo, junto al embarcadero de mineral; en todos ellos están presentes miles y miles de soledades auténticas, bañadas por un iracundo sol, con los pulmones a punto de reventar, dejando su último aliento para dar un picotazo más a la tierra y poder llevar en la anochecida un mendrugo de pan a la casa. El entorno que me rodea es como un coliseo romano, bello por sus formas pero siniestro por lo que sus paredes recuerdan.
El rechinar de las piedras bajo mis pies me incita a recordar. Siempre me hablaron acerca de una misión en la vida, algo que se relacionaba con salvar personas, empresas, que se yo, pero lo que no me dijeron, quizás por miedo a ser tomados como irresponsables, es que la auténtica misión en la vida es la de vivir. Y vivir es practicar de vez en cuando la soledad sonora, la única que nos enseña a valorar lo que tenemos y a mediatizar lo que aún no ha llegado o quizás no llegue nunca. Esta soledad dimensiona lo que normalmente nos preocupa y te invita a filosofar, a no dar la espantada ante la verdadera y gran soledad, la de nuestra muerte. Por eso todo lo que necesito está aquí, al alcance de la vista, de mis manos. Así de fácil, así de sencillo, estoy al completo.
Pero para ser sincero tampoco es exacto lo que acabo de decir, si no ¿para qué os lo cuento?. Busco sintonía, sertirme sociable. No será fácil, porque la soledad buscada te devuelve a la soledad no deseada y así sucesivamente.


video

02 julio 2010

ENSOÑACIÓN.

Siempre que puedo subo al primer vagón del tren y apoyo la cabeza sobre el mamparo de la cabina de conducción. Me gusta escuchar los avisos que recibe el maquinista por el radio teléfono. Cierro los ojos y comienzo a repasar los indicadores del tablero de mandos sin descuidar la conducción. Mi mano actúa esporádicamente sobre el regulador de velocidad y el freno. Mi cuerpo se acompasa al suave balanceo de la composición cuando pasa sobre los desvíos. Y al menor pretexto, toco insistentemente el silbato.
Llego a mi estación, y mientras camino hacia la oficina me pregunto por qué no seguí los pasos del abuelo.

04 junio 2010





EL ÚLTIMO INTENTO.

Acababa de poner pie en tierra cuando el factor de la estación me hizo señales con las manos al tiempo que se acercaba. Cuando consideró que le oiría me dijo:
- Se ha equivocado, aquí no es. Súbase que voy a dar la salida.
- ¿Cómo qué no es aquí? ¿Esta no es la estación de El Entredicho?
- Sí, sí lo es. Pero es que aquí nunca se baja nadie.
- Yo sí. Si no le importa a usted me gustaría quedarme.
- Por supuesto, perdóneme, no pretendía echarle de aquí. Sea bienvenido a este lugar olvidado.
- No importa. ¿Le puedo acompañar un rato?
- Por supuesto. Sígame. Después de anotar el paso de esta circulación le invito a un café, de termo claro.
El día está nublado pero no encapotado, las nubes me obsequian con sus formas caprichosas y configuran una luz mágica en este atardecer de Febrero. Una vía de paso, dos de cruce, una de apartadero que da acceso a lo que fue el muelle de mercancías, el anden principal de la pequeña estación y otro más estrecho que separa las dos vías principales de la que queda a mi derecha, constituyen el patrimonio de este lugar. Al fondo, un túnel que salva una fuerte estribación de la sierra del Roto.
- ¿Y que se le ha perdido por este lugar, si se puede saber?
- Nada, justamente lo que quiero es dejar algo aquí, en este lugar, que a casi nadie interesa. Dígame, ¿A qué hora pasa la siguiente circulación?
- Dentro de quince minutos, se trata de un mercante que por supuesto no parará aquí.
Así que pretende dejarse algo aquí.
- Sí, quiero conjurar de una vez por todas un maleficio que me persigue desde hace muchos años, vamos, casi toda la vida.
- No le entiendo. ¿A qué se refiere?
- Lo averiguará dentro de cinco minutos, más o menos.
- Y por qué no me lo dice ahora, qué importancia tiene esperar esos minutos.
- Ni siquiera le he preguntado su nombre, me llamo Ismael.
- Encantado, el mío es Sebas.
- Verás Sebas, como ya te he dicho llevo casi toda la vida con un personaje que vive dentro de mí, mortificándome, y no estoy dispuesto a darle más cobijo. He probado muchas cosas para deshacerme de él pero no han servido, y ahora se me ha ocurrido que solo una situación límite podría desalojarle o acabar con los dos.
- Sigo sin entenderle.
- No se preocupe en breves instantes lo comprenderá todo.

Una 269 con cuatro vagones gime a la altura de las agujas de entrada de la estación levantando la nieve recién caída.

- Apártese un poco que llega el mercante. Voy a darle paso.

Su giro hacia la locomotora coincide con una sonora y continuada pitada de la máquina, poco usual en estos casos. Sebas, no asocia ese sonido como el clásico saludo al paso, pero mecánicamente levanta el banderín de vía libre. En ese preciso momento escucha el disparo del freno de emergencia y los aspavientos del conductor asomado a la ventanilla que no van dirigidos a él. Se gira y ve a Ismael en medio de la vía con una rigidez escalofriante y la mirada fija en el convoy:
- ¡Quítese de ahí, por Dios!
- ¡Cuando note que me ha abandonado!

03 junio 2010










EL MURO.


Querido padre: Me he sentado en lo alto de la escombrera, para vernos pasar junto a las vías del tren. Yo de tu mano, distraído, despreocupado. Tú, ensimismado, como siempre. Así un domingo tras otro, en ese camino de fantasías acurrucados por un entorno de acero y humo.

Un día deje de acompañarte y un muro infranqueable nos separó. Así hasta que la muerte vino a buscarte y me distes el testigo de algo que no alcancé a comprender.

¿Sabes?. Tu nieto ya no me sigue a todas partes. Se hace mayor. Me las tendré que ingeniar sin su apasionante compañía.

Me preocupa que todo lo que quisiste ser y no fuiste, sea lo mismo que yo quise ser y no he sido. ¿Es ese el muro? Tengo mucho miedo de que el testigo se llame “soledad".

12 mayo 2010

EL FORO DEL INSALUD.

Hoy he bajado al médico a por una receta. La sala estaba repleta de gente, casi todos muy mayores. Sentado al lado de dos señoras, me dispuse a hacer gala de mi paciencia por el retraso habitual de la consulta.
Mientras esperaba, encontré distracción con la conversación de estas mujeres:
- Pues hoy me he levantado con un aburrimieeeeento tremendo.
- Hija que me vas a decir. Yo casi ni me levanto. Tengo las vértebras destrozadas. Me dijo D. Antonio, que no hay solución. Y no te quiero contar cómo las paso al hacer las camas y ...
- Ya. Dos operaciones de cadera llevo ya, y el bastón no me lo quita nad...
- Pero hija, es que lo mío se acentúa con los pies que tengo. No sé la de veces que me he caído. Mira, mira.
La señora se quitó el zapato, adivinándose a través de la media, dedos que se montaban unos sobre otros, a pesar de llevar lo que me parecía una prótesis.
- ¿Cuando nos llevará el Señor? Esto no es vida. Mi marido encima, está medio ciego por desprend...
- Bueno, por lo menos tú lo tienes. El mío hace cinco años que murió de un cáncer de la...
- ¿Y a que has venido?
- Pues hija, que tengo unos dolores en el costado; más que dolores, pinchazos. A ver si me dice de que puede ser y me receta algo. De lo ma...
- Yo es la segunda vez que bajo en esta semana. Lo que me mandó para los mareos no me hace nada. Y es que tengo mal la circulación. Me tendrá que dar algo más fuerte...
- De eso se murió hace un mes una vecina...

Me he levantado para salir fuera del ambulatorio a fumarme un cigarro, y de paso a ver si se me pasa una especie de angustia que me recorre el cuerpo.

17 marzo 2010

Los domingos..., a Villaverde Bajo.

Vivo desde hace dos meses en Villaverde Bajo.
Hoy he madrugado para tomar el cercanías en la moderna pero insulsa estación. Nada que ver con la que antaño conocí cuando tenía siete años. Ha nevado y no quiero coger el coche.
Me siento en el andén y miro a un lado. Hay un cartel luminos
o informando que faltan cuatro minutos para la llegada del tren.
Cambio la mirada al frente y cierro los ojos.
Junto al muelle de mercancías y bajo un sol primaveral, aparecen dos hombres jugando con sus hijos al fútbol. Los críos se ríen, alborotan, se tiran al suelo en su afán por coger a sus padres de los pies, no hay tregua ni descanso, hasta que consigan quitarles la pelota.
Ahora, cruzan las vías mientras el tren se aproxima a lo lejos. La sudorosa máquina de carbón se detiene lentamente con sus tres vagones de tercera clase. Hoy, domingo, sin sus habituales viajeros, los trabajadores de Marconi y Standard regresando de las fábricas. Uno de los críos sube veloz y se coloca en la plataforma del último vagón. Se empina en la barandilla. Su padre se acerca y me coge de la mano.