12 julio 2015

NI FRÍO NI CALIENTE

Si hay algo que me resulta repugnante en esta vida es la actitud de los tibios, hoy muy bien representada por el Partido Socialista. Son esa especie que nunca acaba de posicionarse en un lugar. Su discurso me recuerda a los curas en sus homilías: “Sí, pero no”, “No estoy de acuerdo con las actuaciones de X pero también hay que tener en cuenta que Y no hace todo lo que debería”. Lo que vulgarmente se dice: “Nadar y guardar la ropa”. Y sirva de último ejemplo su posición respecto a Grecia, que es ninguna y todas a la vez. Así siempre aciertas.
Tras el varapalo de las autonómicas y municipales no han aprendido nada. Ahí tenemos a su líder que un día dice una cosa y al siguiente lo contrario. Y para mayor vergüenza, se pone detrás una bandera monumental pensando que así contrarrestará sus pactos postelectorales con la izquierda. ¿Se puede ser más contradictorio? ¿Nos toman por estúpidos?

La verdad es que a la hora de sopesar quien es menos de fiar, si el PP o el PSOE, yo me inclino por el segundo; al fin y al cabo el PP desempeña su cometido defendiendo a los de siempre, por lo tanto a pocos van a engañar, bueno quizás más de lo que uno piensa, que hay mucho pobre de derechas . Sin embargo los segundos están últimamente demostrando que solo saben jugar a las encuestas y según como vengan los sondeos así basculan a un lado u a otro. No ejerzo de adivino, pero tal y como les veo, en las próximas elecciones generales se van a quedar en tierra de nadie, es decir en el limbo.

2 comentarios:

Lola Sanabria dijo...

Dan bandazos según sople el aire. ¡Como para fiarse de ellos!

Das en la diana.

Un abrazo flojito por la calor.

Juan Leante dijo...

Otro pari ti.