17 mayo 2015

AHORA MADRID















Dicen los estudios que en las votaciones la imagen del candidato arrastra muchos votos. Quizás tengan razón. En esta ocasión, además del programa que aporta esta formación, hay una imagen que me da esa confianza que en otros casos me deja un tanto dubitativo. Manuela Carmena me recuerda a una mujer griega que intervino en una tertulia televisiva para poner a caldo a todos los presentes, curtidos en el saqueo de su país. Para mí, lo mejor fue su misiva sobre lo que el entonces candidato (Tsipras) le inspiraba cuando observaba su mirada al hablar. Según ella, traslucía honradez y ganas de ayudar a su pueblo. Eso mismo me dice Manuela cuando la oigo y la veo intervenir. Por eso solamente, le daré mi confianza.




2 comentarios:

Lola Sanabria dijo...

Tiene que haber un cambio.Y debe venir de la mano de personas con una trayectoria de lucha contra la corrupción y en defensa de los trabajadores, como Manuela.

Estoy contigo.

Abrazos esperanzados.

ferroviaris dijo...

No podría estar mas de acuerdo contigo: con el corazón y la cabeza